Proteger tu patrimonio es importante, por eso en Notaría Pública No. 3 te contamos sobre la importancia del testamento. En caso de fallecer y no elaborar un testamento, trae consigo diversos problemas para sus familiares, que derivan en gastos y en un juicio sucesorio intestamentario donde también se hace una declaración de herederos y se designa a un albacea quien se encargará de hacer cumplir la última voluntad del testador.

¿QUÉ PASA CON LAS DEUDAS?
En caso de que el testador fallezca y haya dejado deudas pendientes, la SEGOB aclara que el total de los bienes que conforman la herencia responderán al pago de las deudas hasta donde su valor alcance. Si el monto del adeudo supera la suma de los bienes, los herederos no tendrán obligación de aceptar la herencia, y si es menor, podrán saldarlo y quedarse con el resto.

REVOCABLE Y CON POSIBILIDAD DE MODIFICAR
Si ya realizaste tu testamento, pero por distintas circunstancias deseas realizar cambios en el mismo, esto es posible, únicamente tendrás que realizar el mismo proceso que hiciste con el primero: acudir con tu notario para expresar los nuevos cambios.

BENEFICIOS DEL TESTAMENTO
-Decides a quién o quiénes dejarás tu patrimonio
-Evitas problemas familiares y juicios costosos
-Garantizas que se cumpla tu última voluntad

¿QUÉ PASA SI NO HACES UN TESTAMENTO?
-Se inicia un juicio intestamentario
-Se convoca a los posibles herederos y finalmente se hace una declaración de los mismos
-A falta de testamento, heredan los descendientes, cónyuges o concubinos y ascendientes y parientes colaterales hasta el cuarto grado
-Se designa un albacea
-Se hace un inventario y avalúo de sus bienes
-Se realiza un proyecto de petición de bienes, acuerdo y resolución sobre esté
-Se adjudican los bienes a los herederos